• Selecciona país:
  • |
  • Ingresar
  • Selecciona la sede:
  • |
  • IR
INICIO > CHILE > NOTICIAS Y EVENTOS > NUESTRAS NOTICIAS > “FIEBRE DE ORO” EN AYSEN

“Fiebre de Oro” en Aysen


De acuerdo a lo informado por el Servicio Nacional de Geología y Minas (Sernageomin), al cierre del año pasado el 6% de la superficie de la Región de Aysén (que abarca 10,8 millones de hectáreas) está entregada a concesiones mineras de exploración o explotación; en 2011 esa cifra equivalía al 8% de la superficie. Los datos indican que el año pasado existían 635.802 hectáreas entregadas a la minería, de las cuales 564.700 hectáreas eran para exploraciones.
 
Esta extensión de terreno es importante, ya que más del 50% de la superficie regional son parques nacionales o áreas protegidas, y otro 20% está entregado a instituciones del Estado para su preservación. De hecho, el territorio concesionado para la minería en Aysén supera en más ocho veces el radio urbano del Gran Santiago y es cien veces mayor que las 5.910 hectáreas del proyecto Hidroaysén.
La Patagonia tiene un gran secreto: el oro. Este recurso moviliza todos los veranos, de muy corta duración en esta parte del mundo, a miles de personas que van tras el preciado metal. Mineras de todo el mundo, particulares y generadoras eléctricas, compiten por asignarse las concesiones mineras de la zona, con miras a iniciar operaciones de exploración o, también, para proteger sus tierras de la acción de esas mismas transnacionales.
 
El incremento de concesiones mineras en las cuatro provincias de la XI Región se observa desde 2007, cuando casi duplicaron a las del año anterior. Este fenómeno se debe a dos factores principalmente: el impulso del gobierno de la época al "Plan Regional de Ordenamiento Territorial Aysén 2005" para dar sustentabilidad económica a la zona; y el alza internacional en el precio del oro, que de US$ 604,3 la onza troy en 2006, saltó al año siguiente a U$$ 696,7, llegando a su peak el año pasado con un promedio de US$ 1.668 la onza. En tanto el año 2006 las concesiones de exploración minera en la zona llegaban apenas a 283 mil hectáreas (2,6% de la superficie regional), al año siguiente saltaron hasta las 434 mil hectáreas (4% del área disponible). Este incremento sostenido hasta el día de hoy, ha provocado una verdadera "fiebre del oro" en la región, debido al cúmulo de empresas involucradas en la búsqueda de "metales preciosos": oro, plata, zinc y plomo, según la clasificación chilena.
 
Gran parte de las empresas que buscan minerales en la XI Región son canadienses. Su interés por Aysén radica en que son las mineras con mayor experiencia en la extracción de oro ciento por ciento bajo hielo, dada la zona extrema en la que operan: los límites de Canadá con el Ártico y el Polo Norte.  Es así que la canadiense GoldCorp es la cuarta empresa con mayor número de concesiones de exploración, con 70 reclamaciones en las comunas de Chile Chico y Cochrane, y un área de trabajo de unas 21.000 hectáreas. Además controla el proyecto El Morro, a 80 kilómetros de Vallenar.
 
La anglo-canadiense Patagonia Gold, que opera en Argentina la mina "Lomada de Leiva", ha explorado desde 2006 unas 20.500 hectáreas cerca de Coyhaique, en 66 concesiones ubicadas entre los lagos Pollux, Castor y Thompson. La compañía dijo en su memoria 2012, que este año va a proseguir las prospecciones al oeste de Coyhaique dado "su alto potencial". Agregó que para procesar el oro y plata detectados evalúa tres opciones: "Lixiviación con cianuro, separación por gravedad o envío directo a fundición". Otra canadiense con concesiones en Aysén es Redhill, que cuenta con 18 zonas que abarcan cerca de 5.000 hectáreas en Río Ibáñez. Esta compañía también realiza prospecciones para inversionistas australianos en Magallanes.
 
La única minera chilena que ha solicitado concesiones en la región empleando su "nombre y apellido" (las demás utilizan a representantes) es la Compañía Minera del Pacífico (filial de CAP), que hoy abarca 93 paños de exploración con más de 230 mil hectáreas en las comunas de Aysén y Cisnes, según los datos del Sernageomín. Al respecto, de Solminihac comentó que según los datos que maneja su cartera, esta filial de CAP realizó hasta el año pasado tareas de exploración para detectar yacimientos de hierro en la región.
Pero la "fiebre del oro" no se limita a la Región de Aysén, ya que también ha llegado a la Provincia de Palena, X Región, donde comienza la Patagonia y muy cerca del polémico Parque Pumalín. En la zona, la estadounidense Geocom junto a la canadiense Kinross descubrieron alrededor del Lago Espolón un manto de tres kilómetros con oro. Según informó Geocom en EE.UU., la sociedad ya cuenta con 13 reclamos mineros con 3.800 hectáreas y habría iniciado la adquisición de nuevos terrenos en la zona.